El observatorio

Continúo con la saga de Harry Bosh y ayer terminé la que es la penúltima entrega hasta la fecha: El observatorio. Una novela cortita y rápida en la que Harry deberá colaborar con el FBI en lo que en un principio parece un homicidio con intereses terroristas. El robo de unas cápsulas de cesio llevará a nuestros protagonistas a situaciones muy delicadas. Como diría Harry: bordeando el desagüe.

Después del fracaso de Dientes Blancos, he buscado una novela de éxito asegurado. La saga de Harry siempre funciona, pero me acerco a un punto en el que me siento algo presionado. La saga se me acaba. A día de hoy y mientras Michael Connelly no escriba algo más, sólo se interpone una novela entre hoy y el final: Nueve dragones. “El Observatorio” es un libro muy corto. Sus 220 páginas saben a muy poco y aunque es el Harry Bosch de siempre, resulta algo extraño verle luchar contra el terrorismo islámico y la radiactividad. Es sin lugar a dudas la obra más peculiar. Que sea diferente no significa mala, sino que rompe en gran medida con los homicidios clásicos de Los Ángeles que recorren todas las obras de Michael. read more