La señal

Por la cubierta y la sinopsis, pensaba que afrontaba una lectura policíaca sórdida. De esas de un asesino en serie chunguete que mata chicas haciéndolas pedazos y metiéndolas en maletas para luego tirarlas en un callejón oscuro en mitad de la noche. Al estilo Pierre Lemaitre pero algo más suave. Pero estaba muy equivocado: La Señal es un libro perfectamente clasificable dentro del género fantástico pero con toques policíacos revoloteando y todo muy pero que muy bien hilvanado.