Segunda temporada de True detective

La primera entrega de True Detective fue exquisita. Un portento de la televisión. Daba por hecho que superar ese listón era imposible. Inalcanzable. Y así ha sido: la segunda temporada ha sido muy buena, pero no excelente. Y eso que las interpretaciones brillan también a gran altura, pero creo que el guión o la trama no llenan. El final tampoco.