Las tabletas enterradoras de ordenadores portátiles

Adaptarse o morir. Los dinosaurios no se adaptaron y desaparecieron. Ahora les toca superar la prueba a los ordenadores portátiles. Pero ya han muerto. Siguen colmando anaqueles y expositores de grandes superficies comerciales alardeando de ser primicia. De todos los colores, tamaños y precios, aún no saben que han muerto. Lentamente se han visto superados por los teléfonos inteligentes y las tabletas y ahora sus finos diseños y atractivos plásticos ya no son reclamo más que para aquellos que aún llevan jersys con rombos y lucen bigotes tan espesos como dura es su mollera. Si además quieres dotar a tus dispositivos móviles de agilidad al teclado, entonces los teclados bluetooth o las fundas que integran teclado son el accesorio definitivo. Y de eso os quiero hablar: de cómo he sustituido mi portátil sin haberme casi dado ni cuenta.