Stranger Things

Me parece exagerado adjetivar a Stranger Things como la mejor serie de 2016. Es exagerado definitivamente, y no porque ya me lo pareciese antes de verla, si no porque tras verla, aún me reafirmo más. No le quitaré mérito al hecho que ha supuesto que una serie de este estilo haya irrumpido de la mano de Netflix de forma tan salvaje, pero obviamente, es un producto de consumo muy generalista y quizá también para románticos de los años 80 que quieran rememorar los últimos 30 años de cine infantil y fantástico en ocho capítulos muy intensos.

Leer más