El marciano

Llevo dos meses viviendo en marte. En serio, desde que vi la película Marte le he dado miles de vueltas a la historia de Andy Weir; tanto, que mi entorno, mis acciones, mis pensamientos, … siempre tienen un fondo marciano. El film dirigido por el gran Ridley Scott fue la chispa que encendió la mecha y ahora que además he acabado el libro, me siento nuevamente un terrícola. El tópico: el libro está mejor que la película, en esta ocasión no sería del todo justo aplicarlo. Sí, la novela es más potente, más detallada y menos infantil; pero en la gran pantalla la historia brilla a todo color.

Mar de fondo

Acostumbro a leer libros que hablan sobre relaciones de pareja para acercarme al entendimiento de algunas cuestiones que a mi edad y acercándome a la cuarentena aún no logro comprender. Por desgracia –o gracia- estos libros no hacen otra cosa que alejarme de ese entendimiento llegando incluso a perder toda esperanza en muchos aspectos del [...]