Salvaguardando mi vida digital

Todos guardamos en nuestras retinas las imágenes del edificio Windsor ardiendo. Esos días Madrid acaparó las noticias de todas las cadenas. Cuando el incendio se apagó, las pérdidas millonarias y las compañías aseguradoras coparon la prensa escrita. Ataques terroristas como el del 11-S o maremotos como el de Japón que se llevaron pueblos por delante, son desastres a los que las empresas deben estar preparadas. Las pérdidas de datos son el mayor temor a los que se enfrentan las compañías, que pueden ver como se va al traste su negocio. Datos de clientes, nóminas, informes, actas… en un mundo digital, un servidor calcinado pude convertirse en la pesadilla del presidente de cualquier negocio. Pero, los usuarios que utilizamos los soportes digitales para consumo propio, ¿somos también conscientes del peligro? read more