Homeland

Verme a mí escribir en mi blog sobre series, se me hace raro. Cierto es que hará unos años me gustaba escribir sobre ello, pero por lo limitado de mi tiempo, renuncié y decidí dejarlo. Pero ahora no puedo dejar pasar la oportunidad de hablar de una serie que no se me quita de la cabeza. Es una serie realmente especial: Homeland.

Dejé de escribir en mi blog de series supongo por la falta de calidad de las mismas. Claro que hay series buenas como Mad Men, el Mentalista o Dexter. Pero también es verdad que he perdido, bueno, mejor empleado, muchas horas de mi vida viendo mediocres como Bones, Castle, Daños y perjuicios o Modern Family. Series que sin ser malas, sólo sirven o bien para pasar el rato dejando el cerebro guardado en un cajón o para echarte unas risas. Ahora, si mi vida dependiera de ello, y me hicieran elegir entre Dexter y Homeland, me pondrían en un apuro. Mejor que no suceda Sr. Morgan. read more

Modern Family

20111018-223145.jpgDicen que al reír ponemos en marcha 15 músculos de la cara y unos 400 en todo el cuerpo. Pues bien, con Modern Family nos lo ponen fácil, pues las risas y el humor inteligente están presentes en cada capítulo, y casi en cada minuto.

No sería sincero si no reconociera que uno de los incentivos para comenzar a ver la serie fue Sofía Vergara. Todo una mujer y con más curvas que las carreteras de Hollywood. Y tampoco debo ocultar mi decepción en los primeros capítulos. Creo que al sexto casi tiro la toalla, pero así como en los libros debes intentarlo al menos en un 30% de sus páginas, en una primera temporada de una serie nueva, creo que el umbral alcanza la decena. E hice bien, la serie arranca no muy allá pero toma calidad e interés de forma progresiva, llegando a cotas de muy altas. Muy recomendable. read more

El mentalista: fresas y nata

Fin de la tercera temporada de El Mentalista. Sé que voy tarde, y que muchos ya saben el desenlace desde hace semanas. Esos mismos que me espoleaban a terminar la temporada pues el final decían que era sorprendente. Y ciertamente lo es.

Cada temporada de El Mentalista se caracteriza por componerse de dos partes: La mayor, que trata en cada capítulo casos diferentes de asesinatos no relacionados que debe tratar la brigada de homicidios de Sacramento, y la parte que en menor medida relaciona a Patrick –por ende a la brigada- con John el Rojo. A pesar de que John está siempre presente de una forma u otra en toda la serie, es verdad que su aparición no suele materializarse hasta bien avanzada cada temporada. Dijéramos que es el plato fuerte y como delicioso que es, debe servirse en pequeñas dosis para saborearlo convenientemente. read more

Mad Men

Está demostrado que en el mundo del cine y de la televisión, los premios se los llevan los dramas. Sucesos bélicos, rupturas amorosas, relaciones trágicas… todas la buenas películas que contienen algo de eso, acaban siendo más valoradas que las comedias. Y para que una serie se lleve nueve premios Emmy y tres globos de Oro, ya podemos imaginarnos el dolor que van a padecer sus personajes y nosotros, los televidentes.

Titular la serie como Mad Men, es todo un acierto, pues no hay mejor calificativo que refleje lo locos que están los personajes de la serie. Aunque debería ser Mad Men & Women, puesto que la locura no deja escapar a ninguno de los dos sexos. Para situarse: Manhattan años 60, una agencia de publicidad en pleno auge, y unos creativos que deben idear campañas de publicidad para la Panam o Lucky Strike. El equipo de creativos está liderado por un hombre de fuerte carácter: Don Draper. Las finanzas y el negocio lo llevan otros dos tiburones de tomo y lomo: Roger Sterling y Bert Cooper. Estos tres hombres –aunque luego se suma Lane Pryce- deberán lidiar con los altibajos de la compañía, siendo capaces de despedir, gritar o vender a quien se ponga por medio. Este es el planteamiento básico. Pero más allá del argumento, hay varios factores que hacen especial a la serie. El más destacable en mi opinión es que aunque esté basada en los años 60, es un reflejo del actual modelo empresarial de muchas compañías. No en todos los sentidos pero en muchos, se demuestra lo afilada que tienen la lengua aquellos que dedican toda su vida al trabajo y que serían capaces de cualquier cosa por un ascenso. Horas y horas en la oficina, cenas de trabajo, poner dinero de su bolsillo, invitar a clientes a unas horas de pasión con fulanas, hacer negocios con su familia –para luego abandonarlos-,… toda una suerte de estratagemas. Reconozcamos que los tiempos no han cambiado tanto. Pero hay algo que sí es diferente y que merece un punto y aparte. read more

Hermanos de Sangre

«Una muerte es una desgracia, miles son estadística». Y Hermanos de Sangre no ceja en el empeño de demostrar que eso no es así. Porque las guerras, por devastadoras que sean, son ejecutadas por personas. Por seres humanos con una historia detrás. Una historia que en muchas ocasiones es sesgada por un obús en el campo de batalla.

La mini serie de 10 capítulos co-producida por Steven Spielberg y Tom Hanks es una obra de arte. Además, su edición de lujo en caja de chapa merece un lugar especial en mis estantería. Band of Brothers -su título original- arranca con el entrenamiento de la compañía 101 de la División Aerotransportada en Toccoa donde sus integrantes se preparan en el más duro ejercicio del combate. Estos hombres serán quienes nos acompañen durante la serie mostrando su lado más humano en lo que sucedió en la Europa Nazi de la II Guerra Mundial. Un recorrido por los acontecimientos históricos donde la intervención aliada fue vital para la resolución del conflicto. Hombres que nacieron en Minesota o Arkansas y que se encontraban en los campos franceses o en medio de un bosque en Bastoña arrastrando su culo -como dicen ellos- sin saber por qué combaten. La Compañía Easy -denominada así por su fonética Compañía Echo en inglés- estaba comandada por Richard Winters, personaje principal de la historia y de la serie que cobra carisma y asciende en rango con el paso de las operaciones. Cada capítulo de la serie se centra en un hecho histórico y simbólico así como también homenajean a cada uno de los integrantes de la Compañía con un capítulo especial. read more

The Walking Dead

De la noche a la mañana toda América -por ende el resto del mundo, supongo- queda arrasada por una plaga de caminantes. Los caminantes se caracterizan por ser humanos muertos y resucitados. No en vano y aunque su funciones vitales vuelven a estar operativas, en sus cabezas únicamente hay actividad en el cerebelo. Esto se traduce en psicomotriz escasa y torpe, falta de inteligencia y una obsesión compulsiva: sed de sangre. En una sola palabra: hablamos de zombies. Para los seguidores de las sagas Resident Evil o The House of the Dead y que estamos acostumbrados a los no-muertos, bautizarlos ahora como caminantes es necesario para entender el título de la nueva serie de supuesto éxito mundial: The Walking Dead. read more

Richard Castle

Hay series que con sólo ver el capítulo piloto sabes que vienen para quedarse. A otras debes darle tres o cuatro episodios de cancha para que demuestren todo su potencial, pero Castle te atrapa desde casi los mismísimos 20 minutos.

El argumento se resumen en: Un escritor de novelas policíacas de éxito -consecuentemente forrado- se está documentando para su próximo libro. Para ello, el Alcalde de Nueva York -que es su amigo- le invita a observar cómo trabajan en el departamento de policía de NY. Muy a su pesar, la inspectora al mando Nikki Heat deberá compartir su trabajo y sus investigaciones con el jovial escritor. Éste a su vez, colaborará en la resolución de los crímenes con la brigada, aportando su punto de vista, su imaginación y sus contactos. read more

Regular Cougar Town y patética Fringe. Vaya pareja.

Pues para pasar el rato nada mejor que Cougar Town. Echar unas risas y rememorar Friends será un ejercicio de lo más facilón. Y no he nombrado Friends sólo por el hecho de que aparezca Courtney Cox, sino por sus gags que recuerdan continuamente lo absurdo de algunas situaciones. Insisto, nada destacable de una serie que no va más allá de algunos efectos cómicos bastante buenos, la decoración o lo espléndida que sale Courtney a su edad (ya tiene 46). Cierto que el bisturí obra milagros pero, al final el resultado es lo que cuenta, y está muy bien. Hoy he leído que la primera temporada –que es la que he visto- fue bastante criticada y los medios la puntuaron con un 4.5 sobre 10. La segunda temporada que aún no he visto parece que mejora sustancialmente puesto que su nota ha alcanzado 7.5. No me suelo guiar demasiado por las puntaciones de la crítica pero siempre puede ser un dato a tener en cuenta. read more

Californication

Por fin se ha roto la mala racha: Californication me ha complacido extraordinariamente. Y eso que David Duchovny no era el principal reclamo puesto que algo de manía le había tomado a raíz de su aparición en Expediente X. Finalmente en pocas semanas he pasado de ningunearlo a admirarlo, especialmente por su buen hacer en la serie. Las tres temporadas se me han antojado cortas puesto que los capítulos son de 30 minutos y cada temporada la conforman sólo 12 capítulos. Me he quedado con ganas de más y tengo claro que cuando eso sucede es bueno. Los motivos por los que me he enganchado irremediablemente son varios y debo reconocer que a lo atípico de la serie debo sumar su desinhibida visión sobre temas como las drogas, el sexo y el dinero. read more

Weeds 5ª temporada

Que mala suerte estoy teniendo con las series de un tiempo a esta parte. Estoy encadenando decepción tras decepción. Ahora le toca a la 5ª temporada de Weeds que a punto he estado de abandonarla a los 7 capítulos. Cualquiera que haya seguido la serie desde sus comienzos habrá descubierto que la evolución desde los primeros capítulos hasta el punto en el que nos encontramos ha pasado de extraordinaria a mediocre. Estoy convencido de que si el empuje de esta quinta temporada hubiera sido el de la primera, un servidor no estaría aquí escribiendo de esto y de lo otro. Es muy frustrante ver como la genialidad de la directora se desvanece capítulo a capítulo dejando al telespectador abandonado a minutos y minutos de mediocridad. read more