cod6Lo que me temía que podía suceder, ha sucedido, pero antes de lo esperado. Activision ha anunciado recientemente que la sexta entrega de la saga Call of Duty no dispondrá de su versión para la consola Wii. Según uno de sus responsables, el objetivo de la compañía es la de ofrecer un juego de gran calidad gráfica en todas sus versiones y que con la consola de Nintendo no son capaces de conseguir. Sacrificar el despliegue gráfico del COD 6 –dice- para poderlo hacer jugable en la la consola Wii no es lo que queremos.

 Ya en la quinta entrega reconozco que hicieron un auténtico milagro para poder respetar el mismo argumento y casi aspecto que sus versiones PS3, Xbox y PC. Tampoco no han sopesado desarrollar una versión especial para Wii como hacen otras empresas de juegos, han decido darlo por imposible y punto y final. Una lástima, pero comprensible.

 Viendo lo recaudado por el juego en sus primeros días desde su salida el día 10 de noviembre, la verdad es que no andan faltos de ingresos. Una apuesta como descartar a Nintendo de sus planes, suponía sacrificar un 35% del mercado, pero les ha salido bien. En este caso, creo que los que han perdido somos los dueños de la consola de Nintendo que nos quedamos “colgados” por no poder seguir con una de las sagas favoritas de todos y mía en especial.

 Que la consola no tiene suficiente potencia gráfica, ni gran resolución lo sabemos pero hasta ahora las adaptaciones se han ido sucediendo,  incluso aún sin ver la luz, muchos fabricantes de software no han descartado la idea en un momento inicial para luego a lo mejor no llevarse a cabo, pero Activision ha sido implacable. ¿Qué estarán pensando los directores de Nintendo? ¿Acaso no se temían que esto iba a suceder? Sacrificar gráficos por jugabilidad es un precio que estamos dispuestos a pagar, pero ahora no tenemos la opción. No me cabe la menor duda que la experiencia alcanzada en una Wii en un shooter es muy superior que en un PC usando el ratón o en una PS3 con una cruceta. No es la primera vez que lo digo.

 Entonces, el siguiente paso es dotar al dispositivo de un buen procesador gráfico, si no es ATI, que no sea, y sentenciar la guerra. Buena capacidad gráfica y control Wii es lo que tendría que conformar la Wii de segunda generación, pero esperar un tiempo a que salga a la luz supongo que sirve para amortizar I+D, pero…¿y si empiezan a migrar compradores a las otras plataformas por no disponer de títulos para su consola? Nintendo se lo tendrá que pensar rápido, les toca mover ficha, tic, tac…negocios. Hoy, es el primer día de un cambio, un punto de inflexión, una pelota de partido y esta vez no ha sido Microsoft o Sony, ha sido un invitado no esperado que puede decidir el futuro de una tecnología. Finalmente, las consolas por mucho que se empeñen sus fabricantes, sólo son cacharros que permiten reproducir juegos, pero si nos quedamos sin juegos, la consola por sí sola no sirve de nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *