stumptown

La belleza de Cobie Smulders fue la única razón de peso que me llevó a echarle el lazo a Stumptown. Luego que estuviese basada en un comic, ambientada en Portland y con unos personajes secundarios muy aceptables, acabó llevando la balanza hacia donde más pesa. Si has visto Castle o Jessica Jones ya puedes hacerte la idea de por dónde van los tiros. Es una serie fresca, bien planteada, con un hilo conductor entre capítulos muy coherente y dejando suficiente sitio al resto del reparto para que brillen. Si Dex abruma con su presencia y frescura, el resto de personajes, especialmente Grey y Miles, tienen sus momentos e incluso casi sus capítulos dedicados. Una serie rápida sin complicaciones donde lo que cuenta es lo que ves. Simple.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *