ElVisitante

Quizás los directores de la serie deberían haberse guardado el secreto eligiendo un título no tan explícito como El Visitante. El título original tampoco es muy discreto, The Outsider, que prácticamente es igual de cagada. Imagino que Stephen King es el culpable, pero al final qué más da. Si la serie de HBO es tan deliciosa, el libro debe ser puro oro.

Otra vez el formato miniserie nos atrapa. Son diez capítulos de ritmo sereno donde los crímenes se suceden por autores cuyas coartadas los sitúan en dos lugares distintos en el mismo momento. Crímenes horripilantes que serán investigados por lo que a mi juicio es uno de los mejores investigadores jamás interpretados en el mundo del cine. Encarnado por Ben Mendelsohn, el policía roto y triste, avanza en la investigación con meticulosidad para descubrirse a si mismo y sus convicciones. Un personaje gris, cabizbajo, lacónico, que comparte con su mujer la pérdida de su hijo mientras trata de hacer justicia ante la serie de crímenes de otros niños aparecidos asesinados de forma salvaje. Además es productor junto con Jason Bateman, quien lo borda también en los primeros capítulos de la entrega.

Un thirller de altura, con un guión basado excelente, unas actuaciones sobresalientes a la altura de sus personajes y una ambientación extraordinaria. Todo a un ritmo pausado, servido a fuego lento y con calidad de sobras para quedarte con ganas de más. Y rematado con un final épico que le otorga mi galardón personal de obra maestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *