Lasenal

Por la cubierta y la sinopsis, pensaba que afrontaba una lectura policíaca sórdida. De esas de un asesino en serie chunguete que mata chicas haciéndolas pedazos y metiéndolas en maletas para luego tirarlas en un callejón oscuro en mitad de la noche. Al estilo Pierre Lemaitre pero algo más suave. Pero estaba muy equivocado: La Señal es un libro perfectamente clasificable dentro del género fantástico pero con toques policíacos revoloteando y todo muy pero que muy bien hilvanado.

La cuestión es que una familia cansada del estrés de Nueva York, decide irse a un pueblecito costero a una casa donde poder escribir en silencio, disfrutar de espacio y de naturaleza. Los niños irán en bici al cole, la mamá famosa buscará un nuevo trabajo y el papá se encerrará en un cuarto a concebir su nuevo éxito literario buscando inspiración en sus paseos matutinos en la playa. En el pueblo, todo son abrazos y vecinos corteses. Luego, poco a poco, pero que muy poco a poco, se va torciendo la cosa con tintes fantasmales y policías que no encuentran explicación a lo que está sucediendo. Pero no te equivoques, aunque pueda parecer una adaptación de Stranger Things, la novela está escrita exquisitamente y con un ritmo que casi sonroja a la serie de Netflix. No abundaré en los detalles, no suelo hacerlo ultimamente, pero el libro mantiene muy buena forma y no se va de madre con alucinaciones exageradas. Leyéndolo no vas a sentir que te tratan como un niño ni que te toman el pelo, al contrario, Maxime Chattam te adora. Eso si, más de 400 páginas de pura adoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *