Dead2Me

¿He leído Christina Applegate? No, debe se otra cosa, algo que se parece. Alguna actriz con nombre parecido, o quizá si el apellido lo leí bien, la hija o la nieta incluso. Lo reviso nuevamente; diablos, pero si es ella: la boca con el labio superior afilado, los ojos de tigresa, y ese cuerpo. Ese cuerpo que lucía adolescente en Matrimonio con hijos ahora ya es un Gran Reserva, pero es ella.. ¿A ver de qué va la serie? Va de maridos muertos, de dinero, extravagancias, engaños y un montón de cosas más con las que disfruto un montón. Todo aderezado con una pizca de calor en la costa oeste americana para crear un entorno más que ideal para mis gustos terrenales. Aún no he mencionado el nombre de la serie: Dead to me. Perdón.

A Christina Applegate, en la serie Jen, le han atropellado y matado a su marido. Quien lo hiciese, cobarde, huyó de la escena sin prestar auxilio. Entonces en un grupo de ayuda para la pérdida de seres queridos -y otras cosas-, conoce a Judy, un chica especial que le ofrece su ayuda con el fin de superar entre ambas el dolor que padecen. Al parecer Judy también ha perdido a su marido. Y es a partir de ahí, que nada es lo que parece y todo se diluye. La relación que desarrollan las dos es pura dinamita, en la que a pesar de que no hay relación amorosa -sorpresa, no son lesbianas-, la química y el aura que les envuelve es escandalosamente atractivo.

Por su ritmo, por su estilo, por la elocuencia de algunos de sus giros, Dead to me es una serie que con sus pocos diez capítulos atrapa diabolicamente dejándote con un sabor dulce al final de cada entrega. Y como queremos más, Netflix ya ha anunciado que la segunda temporada caerá sí o sí. Ya cuentos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *