Muerte con Pingüino

Andrei KurkovSi juzgas Muerte con Pingüino por la portada, estás jodido. No es un cuento para niños, ni una novela de esas rosas que aparentan juventud, estupidez y aprendizajes infantiles. Andrei Kurkov -un escritor con una vida real muy surrealista-nos relata de forma muy sencilla y directa la vida supuestamente triste de un escritor sin éxito en la ya recién estrenada nueva Unión Soviética. Su novia le ha dejado y vive con un pingüino por misericordia pues en el zoo de la ciudad no lo pueden cuidar. He dicho supuestamente triste hace un momento puesto que Viktor, nuestro protagonista, es en realidad lo que yo creo llamar acertadamente un perdedor con mucha suerte.

Creo que Viktor se siente a gusto pensando que es un perdedor. Su novia le ha dejado, no consigue escribir una novela y su futuro es tan incierto como pobre. Esa es la base de su pensamiento. Pero resulta que sin darse cuenta, encuentra un trabajo muy bien pagado escribiendo esquelas para un periódico que no las publicará hasta que esas mismas personas fallezcan. Luego otro trabajo aún mejor pagado por solo llevar a su pingüino a entierros y banquetes. También conoce a una joven de pura chiripa con la que compartirá buenos ratos de felicidad, y encima, hasta saber disfrutar de unos cuantos gramos de coñac con patatas. Y para colmo, cuando descubre que todo lo que le rodea es una patraña, también triunfa. No puedo hablar más del final.

Andrei sabe escribir llegando al corazón utilizando las gotas de lluvia, la fría nieve y la tristeza de un país malparado. Lo hace con una prosa ligera, simple y sin rodeos. De su pluma saldrán párrafos que te obligarán a apartar la mirada del libro, y soñar con estar en ese lugar y ese momento que acabas de leer. A recapacitar sobre nuestras propias vidas y regocijarnos. A anhelar el invierno cuando es verano, y a desear el verano cuando arranca la primavera. Incluso a querer ir a una licorería a comprar licor de cerezas o vodka con pimienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *