LaChicaDeLaNiebla

LaChicaDeLaNieblaHabía algo en el título que me alejaba del libro La chica en la niebla. Demasiado manido. Pero había algo que me acercaba, Donato Carrisi, su escritor. Y hubo algo que definitivamente me empujó, Michael Connelly lo ponía por las nubes. Y entonces, comencé a leerlo. Hoy he terminado el libro sin arrepentirme de haberle dedicado mi tiempo. Es una buena obra que comete el gran pecado de comenzar demasiado bien para como luego termina. Es de esos libros que arranca tan poderosamente, que arrasa los primeros capítulos para deslucirse en el último tercio.

La chica en la niebla posee ese encanto que destilan los buenos libros del género policiaco. Es algo que se puede masticar con el paso de cada página. Detalles muy concretos, amargura salpicando frases cortas y todo muy gris. Perfiles muy marcados en personajes que se mueven sigilosamente entre el bien y el mal para dejarte vacío y triste. Reflejos de un mundo sin esperanza donde el diablo campa a sus anchas estirando de las cuerdas de nosotros los títeres que disfrutamos relantizando la marcha en autopista para mirar un accidente, o que deseamos ver fracasar un matrimonio para regocijo del nuestro. Todo es explotado por Vogel, un policía mediocre que utiliza los medios de comunicación para destapar la podredumbre de un pueblo donde ha desaparecido una chica de dieciséis años. Nadie sabe nada, nadie ha visto nada y nadie es capaz de recordar nada. Sin pistas y sin hilos de los que estirar, Vogel lanzará globos sonda para despertar a los monstruos.

En el otro lado del cuadrilátero, su novato compañero de policía es la pureza en esencia que acaba corrompiéndose a golpe de cámara de televisión. Un psicólogo por en medio, una presentadora de televisión, y unos padres afligidos que han perdido a su hija. En ese pequeño pueblo no hay lugar para apuntar a muchos sospechosos, por lo que todo girará alrededor de la parroquia donde la niña acudía y el colegio.

Leí hace un tiempo que la verdad poco o nada importa. Que poseerla no era como llevar un chaleco antibalas. Donato nos lo recuerda, y es que nadie está interesado en la verdad. Ni en las personas buenas. Al público, a la gente del pueblo, a los humanos solo nos interesa el monstruo. Tan duro como la realidad. Y si aún no te has convencido, en cinco días se estrena la película basada en el libro. Ojo que veremos a Jean Reno en la pantalla grande.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *