batman_akham_asylumCuando terminé Arkham Origins, sabía por adelantado que no era el mejor de la saga Batman. Había leído cosas muy buenas de Arkham Asylum y me prometí completar toda la saga completa en persona. No quería que me lo contasen, pero ahora que he terminado el juego, puedo certificar, que los 96 puntos sobre 100 que le otorgan la mayoría de los medios especializados, son justos y merecidos. Incluso como muchos dicen, es mejor que Origins, la última entrega.

El buen gusto de boca que me dejó jugar al Origins me llevó a jugar al Asylum. Un juego que vio la luz en 2009 y que obviamente, en el apartado gráfico se aprecian los años. Origins goza de mayor calidad gráfica y texturas. También en los gestos fáciles y los movimientos de los personajes, pero tampoco es una gran cuestión. El mapa de Origins es grande. Muy grande, tanto, que marea. Asylum es más humano. De hecho, es una isla con cinco edificios de tamaño mediano y parecido entre ellos, que permite al jugador tomar mayor conciencia del escenario en el que se mueve. Las misiones del Asylum son más simples y más tuteladas. No es difícil seguir el hilo y la historia se presenta de forma más ordenada. Menos historias secundarias y más primaria. Yo al menos, lo agradezco.

En el apartado sonoro, si bien los efectos y las voces son de primer orden, la banda sonora es más bien mediocre. Pasa demasiado desapercibida y apenas existe. Los compositores Ron Fish y Nick Arundel hicieron un buen trabajo pero no brillante. También estuvieron en nómina para Arkham City. Yo, me quedo por ahora con la banda sonora de Origins sin ninguna duda.

Lo bueno que tiene jugar a Origins y luego a Asylum, es que la trama cronológicamente hablando discurre en ese orden. Así que si en Origins conseguimos encerrar al Jocker en la cárcel, en Asylum partimos de ese punto. A partir de ahí, nos enfrentaremos a una emboscada con grandes archi-enemigos como Cocodrilo, Hiedra Venenosa o Harley Quinn. Todo ello, aderezado con retos de Enigma y muchas peleas. El nivel de dificultad es medio-alto. No es corrosivo hasta la médula, se puede jugar bien, pero tiene sus puntos difíciles. Especialmente, los enemigos que se presenta a la usanza de jefes finales. El último de todos, me resultó incluso demasiado fácil. No puedo hablar más.

Mientras sale a la venta Arkham Knight durante este 2015 para las consolas NextGen, aún tengo por delante el City, que promete mucho: sale CatWoman.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *