El Mentalista. Fin de la sexta temporada: John el Rojo, ha muerto.

TheMentalistSiempre he pensado que la serie El Mentalista, en realidad es sólo Simon Baker. Una serie, ideada, creada y nacida para que la interprete un actor que sólo podía ser Simon. Gracias a él, y sólo a él, la serie se ha mantenido viva durante las seis temporadas que llevan en antena. Ahora que he terminado la sexta, me quedo como descansado. Yo pensaba que era la última temporada pero resulta que hay una séptima. Si no quieres saber qué es de John el Rojo y del futuro de la brigada, no sigas leyendo. Pero si en cambio, quieres leer a alguien que va a ser bastante duro con la serie y que va a comentar lo que le ha parecido una de las mejores-peores series de la historia, no pierdas el hilo tras este punto y aparte.

Con el final de cada temporada de El Mentalista, siempre me repito: Ya no lo veré más. Las series con capítulos auto-conclusivos se mantienen vivas gracias a dos cosas: buena intensidad por capítulo y un fondo o vínculo común que te hace querer ver más. En el caso de la serie que nos atañe, debo reconocer que la intensidad y/o calidad de los capítulos valorados a nivel individual, ha ido perdiendo fuelle. Lejos quedan las tres primeras temporadas donde el ingenio rebosaba en cada minuto de metraje. La sexta temporada, ya particularizando, llega en un momento en el que deseaba retomar la serie. Desde la tercera temporada que no escribía por aquí, de modo que han pasado unos tres años y durante ese tiempo, las temporadas cuatro y cinco no me han inspirado tanto como para escribir. Desconozco que nos deparará la séptima temporada, pero la sexta requiere de un análisis.

Tanta intriga para conocer a John El Rojo, Red John, y casi al terminar la temporada, nos lo cuentan por fin. Me ha dejado frío, ciertamente. Soy fácil de contentar, de modo que descubrir una trama tan simplona me lleva a ser algo crítico. Esperaba más, pero reconozco que se han esmerado. Detrás de esa cara sonriente pintada con sangre en la pared, hay una organización de tipos, que llevados redimir algún tipo de error en su vida, son exonerados y sometidos a las normas de una organización denominada Asociación Blake; ya sabes: tigre-tigre. Jueces, políticos, policías,… orquestados por John el Rojo para complacer los deseos de este último. Pero entonces me doy cuenta de que John el Rojo sólo existe para hacer la vida imposible a Patrick Jane. Toda esa organización mata y vive para sólo ese deseo, ¿Un poco ridículo no? Que John el Rojo finalmente sea el Sheriff de un pueblucho, no me parece justo. Yo esperaba un tipo viejo, calvo, enano y todo cerebro. Con gente a su cargo, desde luego –te echaré de menos Lorelei-, pero no a toda una organización. Algo decepcionante. Tampoco nos llegan a entregar los motivos de John contra Patrick. Sí, ya… que era un estafador y que le quiso dar su merecido matando a su familia, pero luego… ¿qué le llevó a seguir machacándolo? No sé. Flaco argumento.

Me siento irresponsable escribiendo todo esto, a sabiendas de que adoro el personaje de Patrick, que me encanta el doblaje al Español de la serie, de su banda sonora e incluso he llegado a sentir aprecio por Kimball Cho. Pero el final de la sexta temporada también es tan flojo como refrescante: Ahora Patrick y Lisbon trabajarán en el FBI. ¿De qué va esto?

Es verdad que tengo sentimientos encontrados; por un lado critico y critico, pero por otro repito y repito. Una serie que pasará a la historia por crear uno de los mejores personajes de la historia del cine, pero también por pasar de lo magistral en ciertos o momentos a naufragar en lo mediocre durante largas travesías. Desde ahora, decido no ver la séptima temporada jamás. Bueno, un poco sólo.

Deja un comentario en: “El Mentalista. Fin de la sexta temporada: John el Rojo, ha muerto.

  • 20 junio, 2019 en 14:23
    Permalink

    Pensé lo mismo de Red John, tenía que haber sido un tipo más joven,con mucho poder económico y político, pero me presentan -como bien dices tú- a un viejo alguacil de pueblucho, mal fin para una gran serie. La última temporada estuvo demás.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *