dilbert-cubicleNo paro de reírme y verme reflejado en cada página del libro. El Principio de Dilbert pretender resumir en un libro, su premisa elemental : «Las compañías tienden a ascender sistemáticamente a sus empleados menos competentes a cargos directivos para limitar así el daño que son capaces de provocar». Scott Adams escribió este libro acompañado de sus famosas tiras cómicas en 1996 y hoy en día es casi de lectura obligada en algunos cursos de gestión y Masters en Administración de Empresas. Él mismo se graduó en MBA en Berkeley y ha conseguido vender más de un millón de ejemplares de este libro y permaneció 43 semanas en la lista de los libros más vendidos en el NY Times. El principio de Dilbert es una variante del de Peter, en el que Laurence J. Peter acuñó : “En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia”. Queda claro entonces que si en 1969 se ascendía a empleados cualificados a puestos de responsabilidad y entonces poco a poco perdían actitudes, en la década de los 90 se ascienden directamente a empleados carentes profesionalidad. ¿Qué vendrá después? Hay un viñeta muy clarificadora en la que el director de una empresa debe ascender a uno de sus tres empleados, y dado que uno de ellos posee grandes conocimientos en su departamento y el otro es muy buen técnico, no le queda otra que ascender al que menos necesita. El libro emana guiños a la película altemente recomendable «Trabajo Basura» y al libro JPod.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *