2013-11-14 10.00.59Ahora que los terminales móviles –léase smartphones, léase tabletas- han tomado el control de nuestra vida y hogares, se hace imprescindible alimentarlos con contenidos. Su almacenamiento es muy limitado incluso dotándolos de 64 GB, de modo que el streamming es necesario sí o sí. Y cuando llega el momento de escuchar nuestra biblioteca de música en casa mediante nuestro terminal, puede llegar a ser frustrante no encontrar el software adecuado. Haber hay unos cuantos, pero que funcionen bien, sin publicidad, con buena interfaz y gratis… ¡sólo hay uno! El Subsonic.

Instalar Subsonic es harto sencillo y basa su filosofía de funcionamiento en el clásico sistema de cliente y servidor. Esto es, instalamos una ligera aplicación Windows en nuestro PC y una app en nuestro terminal. El lado PC es muy ligero y sólo un icono –unos auriculares- en la barra de tareas nos hará ser conscientes de su funcionamiento. Una interfaz web nos permitirá configurar todos sus parámetros –muchos por cierto- y en pocos minutos –sino segundos- tendremos la aplicación configurada. Su configuración se limita a definir un usuario y contraseña de acceso a la aplicación, las carpetas sobre las que haremos streaming y ya.

Y si el lado servidor era sencillo, el del lado terminal es para niños. Se instala la App mediante el market –en mi caso Google Play- y una vez abierta creamos una conexión con nuestro PC mediante la URL y el usuario/password. Aquí deberemos también indicar la dirección con el puerto adecuado y que será el que hayamos configurado en el PC. Hay apps para Android, Blackberry, Windows Mobile o IOs.

El uso en el terminal es glorioso. Funciona muy rápido, mostrando carátulas y pudiendo crear playlist, favoritos, etc… También podemos definir la calidad de reproducción pudiendo alcanzar los muy respetables 320 kbps. La opción de reproducir mediante internet también es muy recomendable, teniendo sólo que abrir el puerto adecuado –el 4040 en mi caso- en el router y tener por descontado una forma de llegar a la red mediante una IP fija o nombre.

En definitiva, he querido compartir mi experiencia puesto que me ha costado encontrar algo como Subsonic entre tantas opciones. De esta manera pues, cumplimos las tres Bs: Bueno, bonito y barato. En realidad, gratis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *