Juego de tronos… perdiendo fuelle

Dejé Juego de Tronos en su cuarta temporada hace unos dos años -en noviembre de 2014-. Por entonces no había más episodios y la quinta temporada se estaba rodando con máxima expectación. Todos estábamos revolucionados e incluso los rodajes se hacían casi imposibles por las turbas de fans que se acercaban para descubrir lo que se estaba cociendo. He leído incluso que llegaron a sobrevolar drones para captar imágenes en pleno rodaje. Enfermizo. Hace muy pocos meses finalizó el último capítulo de la séptima temporada, y decidí retomar la quinta para disfrutar de estar tres temporadas del tirón.

Leer más

Segunda temporada de True detective

La primera entrega de True Detective fue exquisita. Un portento de la televisión. Daba por hecho que superar ese listón era imposible. Inalcanzable. Y así ha sido: la segunda temporada ha sido muy buena, pero no excelente. Y eso que las interpretaciones brillan también a gran altura, pero creo que el guión o la trama no llenan. El final tampoco.

Leer más

The Walinkg Dead: La séptima temporada

Dicen que no hay mayor desprecio que el no aprecio, y pensaba no escribir sobre la séptima temporada de The Walking Dead pues no merece ni un minuto más de mi preciado tiempo. Pero al final he pensado que sí merece la pena escribir sobre cómo una serie con gran empuje y mejor comienzo, puede llegar a terminar como una auténtica basura televisiva. Es un ejemplo de que no debemos ver televisión y series simplemente por el hecho de que entretienen, sino porque merecen la pena. Y créame amigo lector, llegados al punto al que hay llegado la serie de los caminantes, que no hay motivos para seguir viendo tanto horror y aburrimiento nunca más.

Leer más

Nic Pizzolatto

Impulsado por la calidad de la primera temporada de True Detective, decidí saber más sobre quién era el motor de esta fantástica joya de la televisión. Detrás de las cámaras y poniendo cerebro, se encuentra Nic Pizzolatto, autor de varios trabajos y que se encargó en este caso de regar de buena gasolina las magistrales interpretaciones de Woody Harrelson y Matthew McConaughey. Una primera temporada insuperable que me arrastró a Galveston, la primera novela de Nic. Pero vayamos por partes.

Leer más

Little Big Lies

Estrenando la suscripción de HBO este mes de septiembre, y prácticamente por puro azar, fui a parar a Little Big Lies. Si alguien se hubiera dignado en traducirlo, su atrevimiento vendría a ser algo así como “Pequeñas grande mentiras”. Aunque el argumento no parecía gran cosa, el elenco rebosaba de calidad, la ubicación geográfica resultaba estimulante y no lo vamos a negar… la música de apertura de la serie te atrapa sin remisión. Luego resulta que esta pasada semana, la serie ha arrasado y ha sido gran protagonista en los premios Emmy por lo que me reafirmo -no solo porque lo digan los críticos- en que estamos ante una miniserie de calidad.

Leer más

Gypsy

Buscando en Netflix series en 4k y HDR, me encontré con GYPSY. Una serie protagonizada principalmente por Naomi Watts y que explora su vida como psicóloga, y como madre y mujer de familia. La primera temporada consta de diez capítulos y se mueve con agilidad gracias a que nuestra protagonista se excede en su profesión, entrometiéndose en la vida privada de sus pacientes para satisfacer su curiosidad y explorar sus sentimientos. Una serie que va de más a menos para terminar con un buen empujón pero que te deja algo frío como sensación general.

Leer más

Gregory House

Ocho temporadas son demasiadas. Empacho de jerga médica, de diagnósticos diferenciales, de sarcasmo y de caída en picado de interés en una serie que no da para más. Gregory House es un portento de la medicina y un desgraciado, que mantiene la audiencia de una serie bastante mediocre a base de lengua y sátira durante un buen puñado de capítulos. Pero casi cinco temporadas es medicina suficiente para un servidor que ya dice basta.

Leer más

Stranger Things

Me parece exagerado adjetivar a Stranger Things como la mejor serie de 2016. Es exagerado definitivamente, y no porque ya me lo pareciese antes de verla, si no porque tras verla, aún me reafirmo más. No le quitaré mérito al hecho que ha supuesto que una serie de este estilo haya irrumpido de la mano de Netflix de forma tan salvaje, pero obviamente, es un producto de consumo muy generalista y quizá también para románticos de los años 80 que quieran rememorar los últimos 30 años de cine infantil y fantástico en ocho capítulos muy intensos.

Leer más

The Good Wife

The Good Wife arranca despacio. Tímidamente. Sin grandes expectativas iniciales, con cada capítulo vamos adentrando en los entresijos políticos de la vida del condado de Cook, especialmente en los problemas del fiscal del estado y de la abogada Alicia Florrick. Una mujer, madre de dos hijos y casada con el fiscal, que decide apoyar a su marido cuando Peter es acusado de abusar de su poder y de pagar a prostitutas para hacer cochinadas. La serie nos muestra a una Alicia que vuelve a la abogacía después de su etapa de ama de casa y recorreremos durante siete temporadas sus idas y venidas profesionales y personales. Una serie que gana mucha fuerza con cada temporada para terminar en sus dos últimas con poca fuerza pero honestamente.

Leer más

Love

No hay nada que deteste más que quedarme con las ganas de seguir viendo una serie y que no haya más capítulos. Grrrrrrr. Sabía que era algo a lo que me enfrentaba cuando empecé Love y descubrí Netflix solo disponía de una temporada. Tras buscar en la red de redes no encuentro forma clara de ver cuándo podremos disfrutar de la segunda temporada, pero no parece que sea este 2016. Echaré de menos a estos entrañables perdedores.

Leer más