L’Arôme Espresso

Hará cosa de tres semanas que Marcilla sacó a la venta a bombo y platillo sus nuevas y flamantes cápsulas L’arome, compatibles con el sistema Nespresso. Y yo aún sigo dándole vueltas. ¿Será el fin de la máquina de hacer dinero de Nespresso? ¿Podrá el café de Marcilla arrastrar a tan ingente cantidad de consumidores de café? ¿Cuántas marcas de café copiarán también? ¿Demandará Nespresso a Marcilla por plagio?

Yo que odio y amo el modelo de negocio de Nespresso por partes iguales, no quería escribir sobre el asunto sin antes catar las nuevas cápsulas de Marcilla. Para mi pequeña prueba de cata, compré Sontuoso y Decaffeinato .De fuerza 7 y 6 respectivamente, el descafeinado es realmente flojo, muy flojo. El Sountuoso en cambio sí que mostró más sabor y densidad, siendo equiparable a un Roma. Sí que es cierto que en ambos casos el café carece de algo de cuerpo comparado con la marca Nespreso, pero lejos de convertirse en un defecto, otorga al consumidor la posibilidad de disfrutar del café en su estado más racional, como en las cafeteras espresso tradicionales. En las cápsulas, la capacidad es limitada, y la cantidad de café que cabe en ellas es realmente escasa. ¿Cómo conseguir dotar a un Ristreto de tanto sabor y fuerza con tan pocos gramos de café? A veces pienso que algo de innatural tiene, y que sólo la química puede hacer surtir un café tan intenso. Quienes disfrutamos con el tradicional espresso, sabemos perfectamente cuanta cantidad de café se necesita para dar sabor y fuerza a un café sólo o cortado, y para nada se asemeja a los 5 gramos de Nespresso o Marcilla. Si queremos hacernos un café con leche, necesitaremos dos cápsulas y con todo, nos quedaremos algo insatisfechos. A sabiendas de que Marcilla hace un café delicioso y de calidad, su triunfo está asegurado y aunque su precio no aventaja en mucho al de Nespresso, pues son 0,29 contra 0,33, la posibilidad de comprar el café en las grandes superficies y supermercados es una ventaja indudable. Se acabaron las colas y los desplazamientos. read more