Canal de Cape Cod

capeCuando leí El Psicoanalista hace ya algún tiempo, quedé cautivado de Cape Cod. En el libro, que por cierto está entre los tres primeros de mi ranking personal, el personaje principal vive en Nueva York y siempre veraneaba en Cape Cod (Massachusetts). Dada la relativa cercanía de la bahía con Manhattan, es destino turístico muy habitual. Ayer en el canal Historia, pude conocer la historia del canal, de la bahía y de sus 3 puentes. El canal pretendía ser la solución ideal para evitar tener que rodear por vía marítima toda la península. Los fuertes vientos, tifones y desastres naturales que asolaban la zona, hacía que los barcos de marineros y comerciales naufragasen constantemente. Fue entonces cuando August Belmont en 1914 separó Cape Cod del continente y convertirlo así en una isla. Esta separación creo el canal que permitió atravesar a los barcos sin necesidad de rodear toda la península. Los trabajos se iniciaron en 1909 y se terminaron en 1916 por completo. Más tarde se darían cuenta que el canal no tenía suficiente profundidad ni anchura. El peaje que cobraban por cruzar el canal tampoco no cubría los gastos de la inversión y acabó vendiéndola por menos de lo que costó al gobierno. Los ingenieros civiles del ejército de los Estados Unidos, se encargaron de ensancharlo, dragarlo para hacer bien profundo y darle el éxito final en 1940. Desde entonces, el canal de Cape Cod no sólo es una vía de comunicaciones marítima estupenda sino que su entorno de mar y naturaleza es el reclamo de muchos veraneantes que huyen de la contaminación y el estrés. El canal une la bahía de Buzzards y la de Cape Cod tiene una longitud de 110kms y tres puentes para comunicar la isla, dos de ellos transitables para vehículos Sagamore Bridge y Bourne Bridge y uno elevadizo para vías férreas Train Bridge. Es increíble ver como en dos minutos el puente levadizo baja y dejar pasar el tren. El tren hace 4 viajes diarios para abastecer de servicios a la isla y recoger la basura. El puente inicialmente se construyó bajo para subirlo y dejar el paso de los barcos. El concepto se ha invertido y ahora está arriba y sólo se baja para el paso del tren. El entorno natural, la bahía y sus playas, las islas, el carril bici y su oferta turística me han convencido y debo visitarlo. Lo pongo en mi lista de viajes. Me conformo por ahora viendo su webcam en el link de abajo. read more

Tierra de Biescas

tierraEs que es necesario. Es de obligado cumplimiento. Necesitamos bajar el ritmo, y tres días en pleno pirineo aragonés en un hotelito estupendo nos ayudarán para semejante acometido. Cuatro son los ejes fundamentales: Comer bien, dormir mejor, pasear y leer…mucha lectura. El hotel que es del grupo GH, cuenta con unas instalaciones fantásticas: sauna, gimnasio, piscina interior/exterior, grandes comedores, wifi y una cocina exquisita. Sumamos también que al ser temporada baja hay pocas habitaciones ocupadas, lo cual es de agradecer para evitar chillidos, graznidos y demás ornito-locuciones. Hay dos GR (gran ruta) para pasear estupendamente, el 15 y el 16, que pasan por Biescas, aunque no se pudieron disfrutar plenamente por las lluvias de estos días. Pero lejos de ser un incordio, el caer del agua sobre los árboles y el río, ayudan a una mayor comprensión de lo lejos que estamos de las grandes urbes. En fin, que muy recomendable…y eso que no es la primera visita… read more