Harry Bosch 5a temporada

Para bien o para mal, Harry Bosch ya tiene cara. Los lectores de la saga de Michael Connelly ya no tenemos que tirar de imaginación o de las escasas descripciones que el escritor nos regala con cuenta gotas en sus novelas para componernos una imagen de su físico. Harry tiene serie, y en su quinta temporada el guion es tan sensacional como cualquiera de sus libros: denso, enredado, eficaz, puro y brillante. La interpretación de Titus Welliver y Jamie Héctor es de galardón, con unos secundarios a los que se les coge cariño en unos pocos capítulos. El topicazo cansino de "el libro es mejor", aquí se rompe en pedazos, dando paso a complemento a la lectura de obligada revisión.

Mine

Once again I have repeated the same mistake: trust in book covers. A seductive cover photo, some good recommendations by writters or magazines and a hint of engaging plot is enough so I start reading what is supossed a thriller novel. Try to avoid reading books described like "Page-turning", "Thrilling" or "Sinister". Is vaguely impossible to resist the temptation. But just starting to read you can realize that it is about somehting pretty different. But despite of that, you still try, you still give a chance and finally you find that have read more than the 30% of the book. Tha magical figure from I decide to give up or keed reading. And that milestone was more difficult to me than others, because "Mine" is not bad, but not as good as I expecter either. So I decided to continue till the end and close the novel of J.L. Butler with a little dissapointing taste. The number of pages are too much to suit the simply plot and it is basically bored. Some plot turns are too easy to predict and others too weird trying to put some pieces not needed but trying to mislead and confuse the reader. But this effect is a clear lack of ideas giving a leak of sense.

El invierno de Frankie Machine

A Don Winslow lo tenía clasificado como un autor especializado dentro del género negro, como un escritor muy implicado con la mafia por sus escritos relacionados con el cártel. Muy muy vinculado a la usura, la corrupción y los ajustes de cuentas. Lo que no sabía era que se le daba tan bien escribir, que dominaba el lenguaje y los sentimientos a semejante nivel y que podría incluso -y ojo que me va a doler decirlo- llevar a tutear a Michael Connelly cuando se pone duro. Con El invierno de Frankie Machine, Don me ha abierto una puerta a un mundo que no me inspiraba afección pero que destapa ahora un enorme interés, especialmente consultando su exitosa trayectoria y dedicación.

The Last: novel

Pouring in a pot Walking Dead series with Ten little niggers novel and shaking tough, you will obtain a very interesting result: The Last. This novel comes trying to add some extra ingredients such a living isolate, the end of the world due to nuclear bombs and a crime unresolved. It is an step forward putting humans in an oppresive ambient and reaching their limits but no doubt Hanna Jameson knows how to catch our eye using a direct writting style and a very deep introspective characters.

Los lobos de Praga

Que ya he explicado en varias ocasiones que a mi lo de la Edad Media no me va. Que prefiero escritos contemporáneos que cuenten historias de ahora. Actuales. Pero de vez en cuando, llevado por un argumento insólito, una ubicación que me despierta interés o algo tan insignificante como un buen título, voy y pruebo. Y "Los lobos de Praga" creo que tenía un poco de las tres cosas, por eso me atreví a empezarlo. Lo que sucede es que si lo empiezas, lo terminas prácticamente del tirón.

Absolutamente Heather

Absolutamente Heather es un libro rápido, corto y potente. Se lee en un par de tardes puesto que es delgadito y se lee con mucha ansia. Es de esas novelas que basan su intriga instalando un mal pálpito en el lector, un presagio que se huele desde la primera página y que culmina casi en la última página. Para ello, el Sr. Black -qué suntuoso apellido- nos acerca a la vida de una persona muy afortunada, y una muy desgraciada. Los detalles de una y otra vida nos conforman sus razones y sus destinos, sus miserias y sus deseos íntimos para que poco a poco se encuentren para desenlazar como he dicho abruptamente.

Nuestra casa en el bosque

Raro es el día que no pienso en dejarlo todo y salir corriendo. Me refiero a huir de las ocho horas delante del ordenador, del tráfico, de la sociedad egoísta y de las aglomeraciones vayas donde vayas. Debes irte bastante lejos para dejar atrás las filas de coches, las colas en las tiendas y los compañeros estúpidos en la oficina. Tan lejos como irse a vivir a un bosque. Una idea radical que por imposible resulta tan sugestiva como para escribir un libro. Un libro basado en la experiencia de Andrea Hejlkov, quien con su marido y sus cuatro hijos deciden escapar de sus trabajos y buscarse la vida en el bosque. Allí, construirán su futuro al amparo de la belleza y la naturaleza con cuatrocientos euros al mes, ayuda que reciben del gobierno danés por sus cuatro hijos.

Reina Roja

Pocas veces puedo empezar a escribir sobre un libro describiéndolo como uno de los mejores que han pasado por mis manos en los últimos meses. En términos generales su calidad es buena sin ser excelente, su argumento atrapa sin arrancarte las uñas, su ritmo es bueno sin dejarte sin aliento, su prosa es ágil y protagonista pero sin hacer historia...pero es una novela de aquellas que tiene ese algo que te deslumbra. Que te hace sentir que estás ante algo especial. Es el libro que me hubiese gustado escribir a mi. Desde luego, y para empezar, lo primero que hay que reconocerle a Juan Gomez-Jurado es lo bien que se gana a los lectores a través de sus protagonistas: Una mujer menuda con una inteligencia superior a la media, y un policía homosexual fortachón en horas bajas. Todo lo que gira alrededor de ellos es grosería, maldad y misterio. Pero ellos sobreviven creando sus mundos ajenos y sufriendo su propio dolor. Pero no se rinden.

Verdades Olvidadas

Ayer precisamente leí un artículo de prensa en el que se escribía sobre la última novela de Juan Jose Millás titulada La vida a Ratos. Y es que a modo de diario, el escritor madrileño -o Valenciano- nos cuenta la realidad observada desde su singular perspectiva y en la que el protagonista es un personaje muy cercano al escritor pero sin ser él. Es lo que el propio autor en otras ocasiones describe como una historia novelada. O una novela historiada. Por eso me convenzo que muchas novelas basan su argumentación en experiencias que han nutrido al autor y que han servido seguro como hilo conductor acaso como inspiración. Es el caso de la nueva novela de Andrés Oller, en la que mediante su vivencia y su primera persona del singular, nos hace llegar Verdades Olvidadas, un novela que combina una historia de superación personal con la desilusión corrompible de la sociedad que nos ha tocado vivir. Una sola historia con dos hilos conductores de alto voltaje.

Sesión Nocturna

Sorprende la capacidad creativa de Michael Connelly. Es una fuente de generación de contenidos de calidad que parece no tener fin. Y ya no solo literariamente hablando, es que la serie de Harry Bosch estrena hoy además su nueva quinta temporada con un empuje máximo. Pero volviendo a su filón escritor, además ahora nos sorprende con una nueva saga a su colección de obras con una nueva protagonista: Renée Ballard. Una detective de la policía de Los Ángeles que tras un encontronazo con su superior, es destinada al turno de noche como castigo por la traición. Ese turno de noche le generará mucha frustración al no poder dar continuidad a los casos cuando llega la mañana y ser entregados a sus compañeros. Pero esta noche será distinto: cinco personas son asesinadas a tiros en una discoteca por un solo hombre, y un homosexual recibe una paliza hasta casi la muerte. Estos casos desconectados y su fuerte crueldad harán que Ballard se emplee a fondo en su tiempo libre para hacer justicia.