The Evil Within DLCs

Nuevamente estoy de enhorabuena por haberme topado con otro DLC por el que aplaudir. Si The Evil Within marcó tendencia por su calidad, el contenido descargable continúa en la línea del buen hacer de la gente de Tango Gameworks y Bethesda -esta última, todo lo que toca lo convierte en oro-. En mi caso compré todo el contenido en un pack que salió a la venta en la PSN a un precio irresistible de 4,99 euros. Unas ocho horas de juego a un precio de euro/hora insuperable.

Leer más...

Gypsy

Buscando en Netflix series en 4k y HDR, me encontré con GYPSY. Una serie protagonizada principalmente por Naomi Watts y que explora su vida como psicóloga, y como madre y mujer de familia. La primera temporada consta de diez capítulos y se mueve con agilidad gracias a que nuestra protagonista se excede en su profesión, entrometiéndose en la vida privada de sus pacientes para satisfacer su curiosidad y explorar sus sentimientos. Una serie que va de más a menos para terminar con un buen empujón pero que te deja algo frío como sensación general.

Leer más...

The Last of Us: Left Behind

Llego tarde pero llego: el DLC llamado Left Behind de The Last of Uf ha pasado por mi PlayStation 4. Mucho ha llovido desde que saliera a la luz en 2014, viendo su versión remasterizada para consolas de nueva generación como una oportunidad de disfrutar las precariedades de la vida de Ellie en una parte de la historia paralela al juego principal. Buenos gráficos, esencia The Last of Us y bastantes sorpresas.

Leer más...

Sonido en Alta Resolución. HiRes.

Aquellos que nos sentimos audíofilos, solemos afirmar que la alta fidelidad nos entra por los ojos. Cuando buscamos la mejor experiencia acústica, indudablemente también necesitamos cuidar el resto del conjunto, y eso pasa por unos acabados elegantes y cuidados, y un diseño que roce prácticamente lo tradicional sin renunciar a la sofisticación. Ese esnobismo que caracteriza a los amantes de algo hasta la extenuación, no excepciona a los melómanos que buscan el mejor sonido. Llegados a un punto ridículo, incluso me atrevería a afirmar que hay un punto romántico que mantiene vivo ese espíritu fetichista. Pero nunca renunciando a la alta fidelidad como concepto: máxima calidad de sonido con los mejores componentes que uno pueda sufragarse. Y ahí es donde ahora, las tendencias y los vaivenes tecnológicos nos llevan al sonido de Alta Resolución: la máxima expresión en calidad para aquellos que siempre necesitan reafirmar su compromiso con el buen sonido.

Leer más...

El ladrón de chicles

Lo de Douglas Coupland conmigo es un misterio: cada vez que lo leo, más me gusta. Y da lo mismo si son obras que leo por primera vez como si son re-lecturas. Me pasó con “JPod” y ahora con “El Ladrón de Chicles”. Su agudeza y estilo narrativo me atrapan hasta alcanzar el colapso prácticamente a cada párrafo. Es muy condensado y afilado, y prácticamente te escribe como a un amigo. Pasé por “Generación X” y “Todas las familias son psicóticas” de puntillas y siento que necesito volver a leerlas. Es tal el torpedeo informacional que conforman todas las páginas, que una sola lectura es muy insuficiente. No logro comprender cómo es que en mi blog no hay rastro de “El Ladrón de Chicles”, ¿No lo comenté? ¿Se me pasó? No doy crédito. Por una feliz casualidad, esta relectura me servirá para hablar de la que creo su mejor aportación al mundo, al menos de lo que he leído.

Leer más...

Las pérdidas rojas

Si durante el año suelo leer bastante, en verano y en especial en vacaciones, las páginas pasan más aprisa si cabe. Y como tampoco no le hago ascos a nada, si veo algo que me interesa, pues lo leo. Es el caso de “Las Pérdidas Rojas” de Chusa Garcés, un libro finito finito que descansaba en una de las mesas de novedades, o mejor dicho recomendaciones, en la biblioteca municipal de Sabiñánigo. Entre varios libros, el de Chusa lo elegí por cuatro motivos: lo siento, el primero la portada, muy sugerente. El segundo el grosor, pues debía leerlo en una semana. El tercero, las pocas páginas que leí de varias de las historias que nos cuenta la autora. Y el cuatro, que Chusa es del Somontano.

Leer más...

Wolfenstein The New Order

Poco o nada importa que haya perdido la pista a aquel increíble Wolfenstein 3D hace veinticinco años. Por aquel entonces, no comprendía qué relación guardaba ese innovador juego de disparos en primera persona con Doom, pues en esencia el planteamiento era muy similar, aunque el tiempo ha colocado en mejor lugar a este segundo. Wolfenstein siempre ha sido la sombra de Doom, incluso con el excelente The New Order también. Cuando en 2014 salió a la venta, dejó el listón altísimo, para que dos años después, Doom le arrebatase todas las miradas. Matar nazis es matar nazis, pero ambos juegos se diferencian en algunos aspectos que me han permitido saborear con mayor gusto este The New Order (TNO) sobre el que he decidido recrearme en algunos comentarios.

Leer más...

“Mentiras” de Yasa Sigurdardóttir

¿Quién decide cuándo un libro es un superventas? Porque es innegable que hay libros que nacen con estrella; libros que de repente colman todos los escaparates, los márgenes de nuestros navegadores y solo se habla de ellos. Incluso los que no suelen leer, esos días también hablan de ese libro del-que-todo-el-mundo-habla. Y lo sorprendente es que en muchas ocasiones, el libro no tiene ni la calidad narrativa suficiente ni un argumento que merezca el título de “Bestseller”. Pero estas cosas pasan, y pasan desde siempre. Prácticamente desde que existe la publicidad y lectores que no saben qué leer. El perfecto matrimonio diría yo. Pero el problema nos lo encontramos cuando libros que sí gozan de buena pluma y mejores historias, quedan relegados y aparcados en la cuneta simplemente por el hecho de no ser tocados con la barita mágica de la oportunidad. Eso que dicen de estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. Y de tener buenos padrinos también. Y para muestra, un botón: “Mentiras”. De la impronunciable Yasa Sigurdardóttir.

Leer más...

Gregory House

Ocho temporadas son demasiadas. Empacho de jerga médica, de diagnósticos diferenciales, de sarcasmo y de caída en picado de interés en una serie que no da para más. Gregory House es un portento de la medicina y un desgraciado, que mantiene la audiencia de una serie bastante mediocre a base de lengua y sátira durante un buen puñado de capítulos. Pero casi cinco temporadas es medicina suficiente para un servidor que ya dice basta.

Leer más...

Layers of Fear

Si estuviera escribiendo esto justo nada más terminar Layers of Fear, seguramente mi crítica hubiera sido bastante negativa. Al terminarlo me llevé una sensación de haber perdido casi cuatro horas de mi tiempo jugando a un experimento. Pensaba que me enfrentaba a un juego de pistas, puzzles y miedo. Y prácticamente solo hay de lo último. Pero no voy a negar que tras dejar las emociones reposar y recapacitar con justicia mi calificación, debo reconocer que Layers of Fear es especial. Y lo es por ser un juego diferente, sencillo en su planteamiento y lleno de intriga. No es una obra de arte, pero no lo voy a pintar tan mal. Y pintar no es un verbo escogido a azar, pues nos viene que ni pintado.

Leer más...